Tuesday 15 april 2014 2 15 /04 /Abr /2014 01:00

Desde siempre me ha resultado muy incómoda esa costumbre tan extendida de pasarnos la vida empujando al tiempo para que vaya más deprisa, porque sin empujarlo él solo ya va a gran velocidad y a mí se me han venido encima este montón incontable de años casi sin darme tiempo a saborearlos. No me negareis que eso es así y la prueba de que el tiempo pasa tan deprisa es que ya vais a empezar la hoja nº 4 de este libro maravilloso que será el testimonio duradero de un largo año de bordados.

 

FOTOS-HOJA-4 8808

 

La 4ª etapa que vais a empezar a partir de hoy os va a encantar, de verdad, porque ambas páginas tienen una composición preciosa, muy ligera y equilibrada, pero además son muy sencillas de bordar y apenas os encontrareis con dificultades que requieran demasiado esfuerzo. Estoy segura de que la acabareis incluso antes de lo previsto.

 

fotos hoja 4

 

En mi opinión los parches de lino blanco de esta etapa recogen algunos de los puntos más vistosos y divertidos de los que hemos bordado  hasta ahora y el resto de puntos empleados forman un complemento ligero que los realza aún más.

Esta es una de esas etapas que apetecen porque se bordan rápidamente y seguramente a muchas os dejará tiempo quizá para terminar alguna de las anteriores que no hayais podido hacer en su momento.

 

FOTOS-HOJA-4 8802

 

Aún no logro acostumbrarme al éxito de este SAL y me sorprende cada día el entusiasmo con que muchas de vosotras se toma la tarea de cada mes mostrando realizaciones impresionantes por su belleza y perfección. Es más, me consta que hay muchas personas que el año anterior no pudieron seguir el SAL por razones diversas y se han reenganchado ahora con renovada ilusión, con lo que nuevamente el número total de participantes se eleva a varios centenares. Es emocionante, de verdad y una enorme responsabilidad para mí estar a la altura de tantas expectativas, pero al final es también una gran alegría pensar que mi idea os haya interesado y que muy pronto podreis disfrutar de vuestro libro terminado, que es una experiencia maravillosa.

 

FOTOS-HOJA-4 8830

 

Quizá ya lo he contado, pero cuando yo vi por primera vez el libro de Marie Suarez pensé que era mi ocasión para apender y practicar los puntos del bordado tradicional, que apenas había practicado y nunca con las técnicas correctas. Después de darle muchas vueltas tratando de encontrar el formato perfecto para un muestrario de puntos, me llegó la inspiración para hacerlo en forma de libro y a medida que dibujaba y escribía mis notas en un cuaderno iba haciéndose cada vez más fuerte la idea de que podía ser algo digno de ser compartido. Por eso estáis hoy embarcadas conmigo y solo espero que lo disfruteis tanto como yo lo sigo haciendo.

 

FOTOS-HOJA-4 8831

 

Espero que también esta vez disfruteis mucho de la nueva etapa. Ya sabeis que el artículo correspondiente de la primera edición está disponible por si necesitáis más imágenes o información. No dejeis de bordar y os "veo" muy pronto.

Feliz hoja 4

Por Covi - Publicado en: SAL "MON CAHIER DE BRODERIE" - Ver los 20 comentarios - Escribir un comentario
Friday 11 april 2014 5 11 /04 /Abr /2014 11:34

Si andáis como yo, husmeando por internet continuamente, seguro que ya habreis visto muchas veces alguna labor decorada con esta técnica, el aplicado o "appliqué" realizado a máquina y quizá, igual que a mí, os ha llamado la atención porque se ve un trabajo muy sencillo pero con resultados sumamente interesantes, ya que esta técnica pone en valor el dibujo más simple dándole un aspecto limpio y alegre, desenfadado y muy atractivo.

 

APPLIQUE-MAQUINA 2837

 

Hacía mucho tiempo que tenía ganas de probar pero lo había ido dejando porque es imposible hacer todo lo que se me antoja, ya las horas no me alcanzan ni para pensar en lo que tengo pendiente y voy evitando meterme en más líos, pero a veces me rebelo y dejo todas las "urgencias" para hacer algo inesperado y fuera de programa. Así fue que la semana pasada me había comprado unas cuantas telas de la nueva colección "Printemps",de "3 Sisters" para  Moda y un retal de lino gris con intención de hacerle un neceser de costura a mi hermana, pero mientras les daba vueltas a las telas pensando cómo diseñar el neceser, se me ocurrió probar el aplicado a máquina y, dicho y hecho, sin buscar ninguna información y guiándome solo de mi intuición, me lancé manos a la obra.

La verdad es que fue todo tan rápido que me supo a poco, porque en menos de una hora había terminado el individual que os enseño y que ya utilizo para poner en mi mesita auxiliar de costura cuando trabajo en el exterior.

 

APPLIQUE-MAQUINA 2835

 

Yo creo que no son necesarias muchas instrucciones para hacer algo tan sencillo pero, por si alguien quiere intentarlo y necesita orientación, os voy a proporcionar un tutorial muy elemental.

 

APPLIQUE-MAQUINA 2817

He cortado el trozo de lino del tamaño necesario

Con un bolígrafo "Frixion" de Pilot (que se borra con la plancha), he dibujado a mano alzada unos garabatos simulando la línea del suelo y unas flores muy simples.

No intentes hacer una flor de verdad, es mejor que solo lo parezca, es decir, cuanto más suelto el dibujo, mejor. Incluso, si tienes niños, pídeles que te hagan el dibujo, quizá te sorprenda el resultado.

 APPLIQUE-MAQUINA 2816  He planchado papel termoadhesivo de doble cara en unos trocitos de las telas que me gustaban.
 APPLIQUE-MAQUINA 2818

 Luego he recortado unas formas aproximadas a las hojas y los pétalos de las flores.

Aproximadas quiere decir exactamente eso: no he copiado el dibujo de la tela, solo he recortado a ojo.

 APPLIQUE-MAQUINA 2820

 Después de pegar las piezas con la plancha sobre el diseño, vuelvo a trazar las líneas que se han borrado por el calor y pongo hilo negro en la máquina de coser.

Voy cosiendo sobre las líneas del dibujo, teniendo la precaución de coser sobre las aplicaciones para que queden sujetas y trato de hacer las líneas como cuando se dibuja sin levantar el lápiz del papel, auqnue tenga que pasar más de una vez por un mismo sitio.

 

 

El resto del trabajo es rematar el tapete que, en este caso, lleva una guata muy fina de algodón y una trasera que sirve como bies para el borde, hecha con una de las preciosas telas de la colección.

 

 APPLIQUE-MAQUINA 2823

 Plancho muy bien las dos telas y coloco el forro con el revés hacia arriba, luego la guata y por último la tela bordada con la cara buena arriba.

La tela de forro tiene un margen de 5 cm en todo el contorno, que es el que utilizo después para volverlo hacia la cara bordada y formar el falso bies de remate.

Coso a máquina las tres capas a 1,5 cm del borde de la tela gris.

 APPLIQUE-MAQUINA 2824  Mido y doblo todo el borde sujetando con alfileres. Cuando la posición está correcta, paso un hilván y luego coso a puntada escondida con un hilo al tono.
 APPLIQUE-MAQUINA 2831  La capa de guata le da cuerpo y un aspecto mullidito muy agradable. Si además se usa como mantelito para comer, también ayuda a aislar en caso de que se vierta algún alimento, evitando que se manche la mesa.
   

 

Ya veis que no puede ser más simple, basta con tener unos trozos de tela y atreverse porque casi es imposible que quede mal. Yo estoy animadísima a hacer más cosas con este método, empezando por unos individuales para la mesa de comer en el jardín, porque es un estilo muy fresco que va muy bien.

 

APPLIQUE-MAQUINA 2839

 

En esta imagen se ve mucho mejor la imperfección de los trazos y las trayectorias que he ido haciendo al coser para no tener que cortar el hilo y que cuando el aplicado se termina se convierten en líneas que refuerzan el diseño y contribuyen a enriquecer la composición.

Yo he usado estas telas porque eran mi última adquisición pero cualquier resto que tengamos de otras labores quedaría igualmente precioso. En este caso, la colección es de colores muy suaves y da un acabado tenue que me gusta mucho, pero la técnica admite el uso de colores más vivos, porque al ser cantidades muy pequeñas de tela, nunca van a quedar chillones.

 

APPLIQUE-MAQUINA 2838

 

Ya veis que no puede ser más fácil y el resultado es sencillamente encantador, adaptable a cualquier tipo de trabajo, desde un mantel hasta una toalla, pasando por un neceser, un bolso, un tapete, etc. Todo los que pueda ser decorado con aplicaciones quedaría bien con este método. Aquí os lo dejo por si queréis probar y desde luego, a partir de esta versión tan elemental podemos lanzarnos a probar complicando más el diseño, todo dependerá de la pericia que se tenga con la máquina de coser. En mi caso no me he lanzado a más florituras porque mi máquina está estropeada y sigo cosiendo con la vieja Alfa de pedal, con lo que no quiero contaros los problemas que tengo para mover a la vez los pies y las manos, ya no soy capaz, aunque de joven aprendí a coser con una de estas máquinas y lo hacía con soltura pero estoy ya muy torpe.

Se ve que la única neurona que me queda no permite coordinar ambos movimientos, así que, o muevo los pies o muevo las manos, pero imposible todo a la vez.

 

APPLIQUE-MAQUINA 2841

 

Que tengáis un fructífero y feliz fin de semana.

Por Covi - Publicado en: Labores - Ver los 25 comentarios - Escribir un comentario
Friday 4 april 2014 5 04 /04 /Abr /2014 21:14

Hay personas que me recuerdan que desde hace algún tiempo me muestro menos activa en el blog y que tienen que esperar mucho para poder leer una entrada nueva. Y tienen toda la razón, hace meses que mis artículos van más espaciados y a veces me hago esperar muchos días, pese a que mis labores continúan y a que dedico muchas horas a coser, bordar y discurrir, pero hay varias razones objetivas para que esto suceda: de una parte, ya sabéis que desde hace tiempo la "revolución Violeta" ha cambiado sustancialmente la vida de nuestra familia y he dedicado mucho tiempo a diseñar y coser su ajuar, del cual no he enseñado la mayoría de prendas y no por falta de intención sino porque siempre lo termino todo  deprisa, deprisa y se lo llevo sin ni siquiera acordarme de hacerle fotos para enseñaros mis inventos; además, viajo más a verla y en esos días que paso con ella ni publico ni coso, ya os podeis imaginar.

Pero hay aún una razón más y esta ha surgido solo por casualidad y es el hecho de que últimamente me he inclinado por proyectos más largos, con mayores complicaciones y que me cuesta más terminar, como es el caso de este bolso que hoy os voy a enseñar y que me ha tenido entretenida un montón de horas, a las que luego añadí voluntariamente otras pocas para hacerle un neceser a juego. Naturalmente ahora estoy feliz de haber hecho el esfuerzo y ya me acompaña puntualmente a mis clases de patchwork y también en los viajes.

 

BOLSA-JAPONESA 2708

 

El modelo es una adaptación realizada por Inés, mi profe de patchwork, de un diseño de la japonesa Yoko Saito publicado en el libro "Study boom for taupe color" y me enamoré de él en la última feria de patchwork celebrada en Avilés, donde otra alumna de Inés había expuesto el suyo que era, además, un prodigio de perfección técnica y buen gusto.

Siempre me han gustado algunos aspectos de la estética japonesa en el patchwork, como los coloridos tan sobrios, las texturas de las telas, la minuciosidad de los "appliqués", pero hasta ahora no me había decidido a emprender ningún proyecto, sinceramente porque las telas me resultan difíciles de manejar y porque las aplicaciones a puntada escondida son un pequeño suplicio para mí, porque no me quedan demasiado bien y eso me molesta enormemente, así que procuro evitarlas.

 

BOLSA-JAPONESA 2673

 

Al menos hasta que vi el bolso en la exposición y me dije "lo quiero" y me vi obligada a pensar que no hay excusa para seguir escapando de las dificultades y que tengo que esforzarme por encontrar la manera de mejorar mi técnica con las aplicaciones. Así que me lancé de cabeza y no solo no me cansé sino que ahora estoy metida en otro proyecto grande con este mismo handicap, ¡A ver si de una vez le pierdo el miedo a la puntada escondida!

 

BOLSA-JAPONESA 2731

 

En este caso he contado con una ventaja muy importante al haber visto antes el bolso hecho porque eso me ha permitido ir, como se suele decir, "a tiro fijo" y ocuparme solo de coser y coser, tantas puntaditas que pensé que no se acabarían nunca. El  resultado es satisfactorio y ha merecido la pena, aunque sé que aún puedo hacerlo mejor y como tengo cierto vicio de hacerme bolsas y bolsos, seguro que llegaré a perfeccionar mi técnica.

 

BOLSA-JAPONESA 2685

 

Cuando ya había terminado el bolso decidí que le vendría bien un complemento, un neceser que recoja los múltiples pequeños objetos que necesito llevar, tanto si lo uso como bolsa de trabajo o para llevar como bolso de calle o de viaje. Naturalmente, el neceser ya fue un diseño un poco más libre, inspirado en el bolso y realizado con las mismas telas pero con un paisaje inventado por mí.

 

BOLSA-JAPONESA 2693

 

Una de las cosas que más me gustaron del bolso es su forma, clásica y sencilla pero muy cómoda y también el tamaño, perfecto para llevar un montón de cosas sin que se vea demasiado grande, cosa importante dado que yo soy bajita y no puedo usar bolsos que parezca que me llevan a mí en lugar de llevarlos yo a ellos.

Como es natural, el diseño del paisaje solo va en una de las caras, dejando la parte trasera completamente lisa que con ese acolchado menudito y las sombras que hace el propio tejido, queda igualmente preciosa y cansa menos. También aporta un efecto muy bonito la combinación de telas, de texturas y colores diferentes, que armonizan muy bien sobre todo porque no hay ni un solo tono que destaque, nada que resulte estridente o llamativo, aparte del paisaje aplicado, realizado en las mismas gamas de colores.

 

BOLSA-JAPONESA 2722

 

La confección del bolso es un proceso en etapas que, pese a ser largo, es muy entretenido porque cada etapa es diferente de las otras, con lo cual se experimentan muchas técnicas de costura y se manejan materiales diversos; primero es la preparación de la tela exterior, uniendo sobre el patrón las distintas secciones de tejido, para después proceder a la realización de los aplicados, empezando por el dibujo del esquema sobre la tela base y siguiendo a continuación la divertida preparación de todas las pequeñas piezas que componen el motivo, para las que he usado entretela adhesiva H-250 que permite la precisión necesaria en las formas.

Una vez terminadas las aplicaciones, he colocado una capa de guata y he procedido al acolchado, primero contorneando todos los motivos aplicados y después realizando una trama de pequeños rombos siguiendo el dibujo que hace la propia tela central. En las telas de la parte superior e inferior, el acolchado sigue patrones diferentes.

Terminado el acolchado, he confeccionado la horma del bolso con entretela rígida tipo Jefytex y la he fijado en el interior con pegamento textil y cosido a la guata ya acolchada.

A continuación he diseñado el forro interior del bolso con los departamentos y bolsillos adicionales que me apetecían y lo he realizado en una tela de la misma colección que las utilizadas para las aplicaciones y la he forrado con entretela adhesiva para darle más consistencia.

Finalmente he unido el forro interior con el resto de capas y he rematado el borde a mano para después colocar las asas, también hechas por mí con la ayuda y dirección de Inés, que es igualmente experta en los trabajos con cuero.

 

BOLSA-JAPONESA 2699

 

Puesto que el neceser tiene capacidad suficiente para mantener controlados todos los cachivaches pequeños, no fue necesario hacer demasiados departamentos en el interior del bolso, pero sí le he colocado bolsillos de distintos tamaños y utilidades, unos cerrados con cremallera y otros con unas tiras de cuero sujetas con velcro. De este modo consigo tener organizadas el resto de mis cosas y accesibles a la mano casi sin mirar.

 

BOLSA-JAPONESA 2696

 

Aquí se puede apreciar el acolchado del cuerpo central del bolso, realizado siguiendo esas líneas ligeramente más oscuras que se aprecian en el tejido. Los cuadritos son un poquito más pequeños al natural que lo que se aprecia en esta imagen y este acolchado tan pequeño aporta una textura especial y mejora la estructura del tejido.

 

BOLSA-JAPONESA 2726

 

El neceser es también muy básico, cerrado con cremallera y con una forma bastante similar  a la del bolso.  El neceser no lleva entretela rígida, solamente el acolchado exterior, porque así es consistente pero más blandito y manejable.

 

BOLSA-JAPONESA 2729

 

En esta imagen podeis apreciar un poco mejor la proporción entre el bolso y el neceser y también ese toque de color que le he puesto al neceser que, como va dentro, puede permitirse romper esa estricta austeridad (por otra parte, preciosa) que tiene el paisaje del bolso. También se aprecia muy bien cómo la entretela semi-rígida mantiene perfectamente la forma del bolso en cualquier posición, aunque cede muy bien a la presión y no resulta incómodo de manejar.

 

BOLSA-JAPONESA 2748

 

Todas la telas usadas en este proyecto son de la marca Lecién y han sido adquiridas en Lunares patchwork, al igual que el resto de materiales del proyecto.

Normalmente soy bastante impulsiva y autónoma en mis trabajos y acabo haciendo un poco lo que me da la gana, pero en esta ocasión se trataba de un proyecto técnicamente bastante complejo y que partía de un modelo perfecto, así que me he dejado guiar, paso a paso, sin salirme del guión. Agradezco infinitamente a Inés, mi profesora, su sabiduría y generosidad tanto como su paciencia y su cariño y también a la persona (que no conozco) que hizo este bolso antes que yo y que con su perfecta ejecución hizo que me enamorase de su trabajo en cuanto lo vi. Ahora yo estoy orgullosa del mío aunque está un poquito peor hecho que el suyo.

 

BOLSA-JAPONESA 2690

 

BOLSA-JAPONESA 2686

 

BOLSA-JAPONESA 2691

 

BOLSA-JAPONESA 2718

 

BOLSA-JAPONESA 2725

 

BOLSA-JAPONESA 2681

 

BOLSA-JAPONESA 2685

 

BOLSA-JAPONESA 2753

 

En estos días he vuelto a hacer labores pequeñas y rápidas en medio de otros proyectos más complejos, como hacía antes y la verdad es que es delicioso poder terminar rápido alguna labor y aunque sea el objeto más insignificante, me divierto muchísimo haciéndolo. Además eso me ha permitido hacer pequeños regalos sorpresa hechos por mí y eso es algo que me encanta y que intentaré recuperar como costumbre.

Por Covi - Publicado en: Labores - Ver los 25 comentarios - Escribir un comentario
Tuesday 25 march 2014 2 25 /03 /Mar /2014 11:47

Me encantan los títulos que Blackbird Designs pone a sus creaciones porque, unidos a la belleza de sus diseños y al empeño por recuperar y actualizar el estilo de los preciosos modelos antiguos, ponen de manifiesto una sensibilidad exquisita y un sentido poético de la creación artística que muchos creerían ajeno al mundo de las labores, más en concreto a los bordados y que yo reivindico siempre porque, por encima de otras utilidades, esas son parte de las razones que me he enganchado a esta afición que me permite  vivir rodeada de belleza y armonía y en consecuencia mejorar enormemente mi calidad de vida.

 

THE-FRUITFUL-VINE 2797

 

Como hemos acordado tácitamente y yo he comprometido, hoy es día 25 de mes y por eso os enseño hoy el sexto modelo de la preciosa colección que, bajo el título genérico de "Abecedarian series", estamos bordando en SAL con un numerosísimo grupo de amigos (sí, hay algún chico que afortunadamente se ha animado a bordar con nosotras, cosa que celebro con emoción) y que terminará, al menos para mí, con los doce abecedarios reunidos en una manta maravillosa que adornará y abrigará algún rincón especial de mi casa.

 

THE-FRUITFUL-VINE 2784

 

Este diseño recibe el título de "The Fruitful vine" (La vid fecunda) y es una delicadísima combinación de motivos sencillos y colores suaves que ensalzan con casi espartana sencillez las virtudes de la vid y sus frutos y que con tanta frecuencia se utilizan como metáfora en representación de la generosidad de la tierra y de la vida.

Yo he dedicado este bordado a mis abuelos Manuel Castañón y Félix Rodríguez y los pongo juntos, en idéntico rango dentro de mis afectos, porque el recuerdo que mantengo vivo de ambos es tan parecido que no podría poner nunca uno por delante del otro.

 

THE-FRUITFUL-VINE 2790

 

Los mejores recuerdos de mi vida están ligados al pueblo, a mi pueblo, Bello y a mi infancia, a mis abuelos y abuelas  tan queridos, con los que viví los días de la inocencia feliz,  tiempos en los que solo el juego y el inmenso cariño de todos los mayores que me rodeaban llenaba mis días. Tuve la suerte de ser la primera sobrina y la primera nieta de ambas familias y de disfrutar a manos llenas de una cantidad de mimos y de cariño que me ha llenado la memoria hasta hoy y que me ha hecho siempre recordar que soy importante porque lo fui para ellos .

 

THE-FRUITFUL-VINE 2800

 

De entre todas las personas con las que convivía en mi niñez, mis abuelos hombres tuvieron, tienen, un protagonismo especial, porque ambos me dedicaron su tiempo y un cariño inmenso, me enseñaron a jugar y me llevaron de la mano en multitud de paseos en los que descubrí las piedras y el río, las hierbas y las frutas, los animales y las nubes, todo lo que de verdad importa para mí.

De ellos venían las primeras golosinas y las primeras cosquillas, los silencios cómplices en las primeras travesuras,  ver el mundo desde encima de unos hombros, la espera ilusionada del tren donde llegaba el abuelo con un regalo, los cuentos contados al lado de la lumbre, los caprichos consentidos, las primeras letras leídas en el banco de la antojana al sol, las primeras veces que comía sola en el banquito que mi abuelo Félix fabricó a mi escala o los silbidos alegres del abuelo Manolo paseando carretera adelante con el perro Boy.

Ni un solo recuerdo triste, ni una nube, ni una sombra de duda oscurecen la imagen de esos dos hombres tan diferentes entre sí y tan iguales para conmigo; nunca viví a su lado una experiencia que no fuera preciosa y por eso les doy las gracias con este pequeño recuerdo.

 

THE-FRUITFUL-VINE 2791

 

Y no es que conserve la memoria remota de aquellos días, conservo el tacto y el olor, la luz y los colores, los sonidos de los besos "restallaos" y las voces que me llaman, casi podría describiros cada rama de cada árbol que nos escolta por la carretera de Levinco, el chirrido de la barandilla del puente de Cacabiello que Manolo me enseñó a girar, el olor de las hierbas de Pena Cimera cuando Félix me enseñaba a buscar saltamontes entre ellas, el calor de las vacas cuando me llevaba con él a la cuadra para ordeñar y me daba a beber aquella primera espuma aún caliente, el picante de las piparras que Manolo compartía conmigo mientras las merendaba cada día con un trozo de pan y un vaso de vino y el dulce de los chicles que le "robaba" a la abuela en su tienda para dármelos a escondidas, jugando a engañarla.

No, no es que haya idealizado en la distancia aquellos días, es que podría describirlos como si estuvieran pasando ahora y agradezco a la vida que me haya permitido tener esos abuelos y disfrutarlos tanto, aunque ambos se fueron demasiado pronto.

 

THE-FRUITFUL-VINE 2810

 

Curiosamente, no recuerdo en absoluto los reyes godos ni las integrales, se me olvidó por completo hacer raíces cuadradas (en realidad mis alumnos saben que nunca supe hacerlas) y no sabría distinguir una categoría gramatical de  una jaculatoria, pero sin eso puedo vivir perfectamente. Ahora, cuando hilvano estas pinceladas de historia para contaros pienso en cuántas veces lo accesorio nos hace perder la perspectiva y dejar de lado lo que de verdad importa. Por eso, si sois padres, madres, abuelas o abuelos, os recomiendo que nunca olvidéis lo único que es fundamental para educar a un niño o una niña: quererlo y que lo sepa, hacerlo sentirse importante y enseñarlo a vivir, porque eso sí es una herencia imborrable.

 

THE-FRUITFUL-VINE 2814

 

He bordado este diseño sobre lino Belfast blanco teñido con té ligero, resultando un crema suave con manchas muy sutiles y para los hilos he respetado la paleta de colores recomendada.  Continúo con mis pruebas de montaje para el acabado final y así os voy mostrando mi elección en cuanto a las lanas que ya he decidido utilizar. A través del foro os comentaré mis opciones y las posibilidades que os ofrezco, esto al margen de que cada uno decidirá seguir mis ideas o no.

 

THE-FRUITFUL-VINE 2806

 

Ahora a por el siguiente bordado. Feliz etapa a todos.

Por Covi - Publicado en: SAL "ABECEDARIAN SERIES" - Ver los 13 comentarios - Escribir un comentario
Friday 21 march 2014 5 21 /03 /Mar /2014 23:48

No hay nada que me guste más que encontrar muebles y objetos viejos, que tengan algún encanto y que se dejen reconvertir para darles una nueva oportunidad y casi todo en mi casa es producto de hallazgos por los brocantes o regalos de familiares o amigos que saben de mis aficiones.

 

MAQUINA-ALFA 2776

 

El caso es que yo no sabía de esta afición mía hasta que me hice esta casa con todo el sacrificio del mundo  y cuando la terminé estaba tan tiesa de dinero que no podía ni soñar con comprarme muebles y entonces empecé a usar la imaginación, las manos y todos los recursos que tuve a mi alcance para intentar dar un poquito de confort a los más de 300 metros disponibles. Algunas cosas las fabricaba yo, mirando revistas, copiando escaparates o inventando despropósitos y a falta de algo mejor, funcionaron e incluso duraron muchos años, porque ya sabeis que no hay nada más definitivo que lo provisional. De esa cosecha fueron mis armarios empotrados, cuyo interior fui haciendo con tableros y una sierra como Dios me dio a entender y que estuvieron sin puertas hasta hace apenas dos años (lo cual obligaba a tenerlos más ordenados que en la actualidad) y también un sofá que construí con tablas y muchas capas de espuma y de miraguano y que retapicé hace tres o cuatro años porque sigue dando el pego totalmente.

En algún momento de esos primeros tiempos, descubrí los mercadillos y las tiendas de trastos viejos (para los anticuarios aún no me llega el presupuesto), especialmente el mítico "Pepe el Gallego" de la calle Postigo de Oviedo, personaje que me hizo regatear miles de veces y en cuyo caótico establecimiento compré por cuatro duros muchos de los muebles que aún me acompañan después de haberme peleado a muerte con las carcomas y la mugre hasta darles una cara nueva y agradable.  Poco a poco fui encontrando el encanto a esos objetos desahuciados y cargados de historias y ahora siento verdadera atracción por ellos.

 

MAQUINA-ALFA 2762

 

Hace algún tiempo, gentileza de mis consuegros, recibí como un maravilloso regalo un montón de muebles, sábanas y otros enseres que habían pertenecido a su madre, propiamente la bisabuela de mi nieta Violeta. Ya os he hablado en alguna ocasión de las preciosas sábanas con las que hice gran parte de la ropa de cuna de Violeta, el tocador que he convertido en la cómoda de su habitación y algunas otras cosas que disfruto estratégicamente repartidas por la casa.

Pero aún quedaba una increíble máquina de coser que quedó aparcada en mi garaje porque el mueble donde está encastrada sufría un fuerte ataque de carcoma y era necesario curarlo antes de entrar en la casa. Pues bien, allí seguía la máquina aparcada hasta que hoy, por cosas del destino, tuvo que subir a mi cuarto de costura por la vía de urgencia.

 

MAQUINA-ALFA 2765

 

Normalmente me repito mucho, así que estoy segura de que ya os habré dicho en alguna ocasión que, en mi opinión, la vida la rigen los hechos imprevistos, independientemente de cuánta capacidad de planificación y organización podamos tener.

Yo esperaba a los buenos y largos días de primavera para sacar este mueble al exterior y poder darle allí cómodamente los productos de tratamiento que en local cerrado huelen demasiado fuerte y son más incómodos de aplicar.  Pero hace poco más de una semana, mi máquina de coser eléctrica se estropeó y tuve que llevarla al taller, con lo cual me quedé temporalmente sin mi principal herramienta de trabajo. Para colmo, hoy mismo el mecánico me informa que la reparación va a ser costosa y que quizá no compense económicamente para una máquina que ya tiene años y unos cuantos kilómetros de costura sobre su viejo motor.

En ese momento es cuando me planteo que quizá ya ha llegado el momento de comprar una máquina nueva y empiezo a mirar precios y a ponerme de mal humor.  Darme cuenta de que no voy a poder comprarla hasta que no haga acopio de algo de dinero y entrarme una necesidad imperiosa de coser algo a máquina, fue todo uno. Vamos, que me entraron unas ganas locas de hacer unos muñecos de trapo para Violeta que, como todas sabéis, vive en Madrid y no voy a verla en algún tiempo. Pero así soy yo, no me preguntéis por qué.

Dicho todo esto, ya imagináis que me faltaron minutos para decidir subirme la joya del garaje y ponerla a funcionar, faltaría más. Pero antes la limpié, le inyecté el producto anticarcomas (para poder respirarlo en fresco mientras coso), le puse una correa de transmisión que le faltaba, le engrasé los engranajes, le cambié la aguja y la probé: cose muy bien, mejor dicho, cose perfecto.

 

MAQUINA-ALFA 2761

 

Y aún quedaban sorpresas por vivir ya que, al sacar sus cajones interiores para limpiar, me encontré con un hatillo de trapitos que estuve tentada de tirar sin mirarlos porque se veían bastante mugrientos y unos cuantos objetos de lo más variopinto que me tomé unos minutos en analizar. Accesorios de la propia máquina aparte, ahí tenéis lo que he rescatado para mi sorpresa.

 

MAQUINA-ALFA 2767

 

Un dechado de punto de cruz  fechado en el año 1941, un tapetito tejido a punto de media con hilo finísimo, un cuadernillo de modelos de punto de cruz del año 1945 y una cajita de cartón con viejos botones de nácar de varios tipos, incluídos botones de perla que hace mucho tiempo no veía.  Un verdadero tesoro que ahora tengo que lavar para devolverle parte de su belleza y disfrutarlo como merece.

 

MAQUINA-ALFA 2771

 

A estas horas ya he conseguido hacer dos muñecos graciosísimos que os enseñaré otro día y tener un dolor de cabeza de tamaño natural por el olor del producto que le he inyectado a la madera, pero me lo he pasado en grande dándole al pedal, cosa que no hacía desde que era muy joven y que me resulta ahora más difícil de lo que recordaba, sobre todo porque me cuesta muchísimo independizar el movimiento de manos y pies, como si tuviera que tocar la batería.

 

MAQUINA-ALFA 2772

 

La máquina me gustaría más si estuviera montada sobre la clásica pata de hierro y además ocuparía menos espacio, pero los regalos deben aceptarse como son y en cuanto el mueble esté debidamente tratado y encerado seguro que queda maravilloso.

 

MAQUINA-ALFA 2778

 

MAQUINA-ALFA 2760

 

MAQUINA-ALFA 2775

 

Realmente la cabeza es preciosa, es una lástima que se inventaran muebles cerrados para recogerlas, porque lo bonito es dejarla a la vista, pero creo que, además de la relativa comodidad, estos muebles se inventaron para que las señoras ocultaran un accesorio que no se consideraba digno de estar a la vista. Ahora los tiempos han cambiado y yo estoy orgullosa de que se vea.

Por Covi - Publicado en: Ocurrencias - Ver los 17 comentarios - Escribir un comentario

SAL MON CAHIER

 

LAS INSCRIPCIONES PARA EL SAL ESTÁN CERRADAS DESDE EL PASADO DÍA 15 DE ENERO

PRESENTACIÓN

ÚLTIMOS COMENTARIOS

Gracias por tu visita

contador de visitas

CATEGORÍAS

Recomendar

RECOMIENDO

Logotipo-LCR - copia

ÁLBUMES DE FOTOS

Ver todos los álbumes

Cosas que me gustan

3

 

1 (3)

Fin-de-obra 1785

 

5

Diapositivas

Crear un blog en OverBlog - Contacto - C.G.U - Reportar un abuso - Artículos más comentados